Las acciones humanas pueden convertirse en una las principales amenazas para el cardenalito, pero sin duda es la acción humana -el trabajo en conjunto con las personas y las comunidades- la que será también la principal solución a estos problemas. Los programas educativos dirigidos a diversos actores clave interesadas, así como las comunidades ubicadas en el área de distribución, escuelas, avicultores, personas influyentes en la toma de decisiones, autoridades de vida silvestre y el público en general, generarán y fortalecerán un sentido de solidaridad con esta especie como un símbolo nacional.

Logros